sábado, 9 de enero de 2016

Refugiados Bajo La Nieve (05/01/2016)

El 5 de enero de 2016, los refugiados (begunci), en Dobova (ver mapa, derecha), en una de las tres tiendas climatizadas. Los refugiados piden por calzado para soportar la nieve que al hacerse charcos humedece hasta los calcetines, Los voluntarios les contestan que por el momento no hay más, que intente volver mañana, sin embargo eso no es garantía de nada, todo el tiempo faltan bufandas, gorros, abrigos.
Las tres tiendas están instaladas en la antigua fundición de Dobova, donde hay espacio para 1500 personas. Con los nuevos controles deben esperar el registro y de ahí poder tomar el tren, aunque cientos aguardan en la primera tienda.
Muchos no se quejan sino que entienden que las circunstancias climáticas no son culpa de nadie, tratando de concienciarse sobre los 6 o 7 días que tienen de peregrinaje hasta Austria. Algunos tomarán un autobús directo hasta la próxima frontera, pero esos serán solo unos pocos debido a la capacidad que tuvo para recibirlos el país desde el primer momento.
Dialogando con voluntarios en la tienda número tres, actualizan la información que se maneja y dicen que son cuatro los trenes que desde noviembre vienen y se van de Domova, los refugiados con los que los periodistas hablan reafirman su deseo de volver algún día a su tierra natal, pero ese día lo ven muy lejano. A las 18 horas se anunció un nuevo tren que trasladaría a 900 refugiados.
Un joven voluntario de limpieza esloveno, Zala, die que ya todo parece mojado a pesar de trabajar con guantes de hule. El joven esloveno vive en Suecia y vino a Eslovenia a visitar amigos y familia, sin embargo no pudo ignorar la situación que se vive en Dobovo, y se ofreció como voluntario. Dice que habló con otros voluntarios que llevaban más tiempo que él y le dijeron que la situación es mucho peor que en un principio, y el clima no ayuda para nada.

En una charla con el coordinador de la Cruz Roja, Ivo Zagorac, este informó que muchos refugiados se encuentran conformes con el sistema organizado que están teniendo para recibirlos. La situación en el centro es mucho mejor que antes, Sin embargo no puede evitar sentir que en Eslovenia se ha tomado la misma actitud que en el resto del mundo y se ha dejado de hablar de los refugiados como en un comienzo. Seguramente porque los eslovenos ya tienen un sistema, dice Zagorac, pero aún se necesitan voluntarios. Lo ciertos es que estos voluntarios pronto serán reemplazados por empleados de obra pública, debido a que los voluntarios tienen su trabajo y otras obligaciones a parte de este servicio comunitario. Por ejemplo, el día anterior a ese (4/01/2016) los voluntarios italianos que trabajaban en Šentilj (ver foto izquierda) fueron trasladados  Domova. Lo cierto es que el centro de Šentilj es mucho más pequeño que el de Domova.

Lo importante es tratar a los refugiados que, desde Año Nuevo, son ya 9300 refugiados. Debe destacarse la colaboración y el trabajo en conjunto de las distintas organizaciones, voluntarios de la Cruz Roja, Defensa Civil y la policía. Estos se preparan para la recepción de un tren con 900 refugiados más.

Nota: Imágenes de archivo y mapas retocados por Eslovenia con E.

FUENTES
- Stanković, Dragana (5 de enero de 2016). Begunci v sprejemnem centru v Dobovi na toplem, pogrešajo le še suhe in tople čevlje. Dnevnik. consultado 5 de enero de 2016. Recuperado de https://www.dnevnik.si/1042727720/slovenija/begunci-v-sprejemnem-centru-v-dobovi-na-toplem-pogresajo-le-se-suhe-in-tople-cevlje

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me Gusta

Enviar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...