lunes, 14 de diciembre de 2015

Lucecitas para Miklavž, Božiček y Dedek Mraz

En Ljubljana, la modesta capital del "modesto país" tiene sus momentos como pocas ciudades europeas vecinas como: Zagreb, Graz, Viena, Budapest, Venecia, etc. Todas ellas nos regalan en diciembre (o ya desde finales de noviembre) un espectáculo de colores que vamos apreciando al acercarse la noche.
Pensar que el invierno nos acorta los días pero nos alarga las noches ¡En buena hora! Porque hasta enero (y alguna que otra vez en los primeros días de febrero) tendremos luces y lucecitas desparramadas por toda la ciudad, principalmente desde el casco histórico, las cuales se van perdiendo a a medida que nos alejamos unos metros, dejándonos los restos de ese carnaval desopilaste que poco tiene que ver con la Navidad, pero que sin embargo alegran un poco más la vista de una ciudad mucho más oscura que de costumbre.

En Eslovenia, las celebraciones de Navidad comienzan el 6 de diciembre con Miklavž (San Nicolás). Dice la leyenda que viene en compañía de Parkelj (Krampus un ser semejante al Hombre del saco) que se lleva a los chicos que se portaron mal.
Miklavž es el primero de los "tres hombres buenos" (trije dobri možje). A este le sigue el conocido por la mayoría, el clásico Božiček (Papá Noel), que deja los regalitos debajo del árbol. La Noche Buena se celebra de manera muy tradicional, generalmente las familias tienen por costumbre ir a la misa de medianoche.
Y, por último, encontramos al más extraño para muchos, pero no el menos importante: Dedek Mraz (Abuelito Frío) entre la noche del 31 y la del 1ro. de año nuevo, aunque los regalos se dan una semana antes ¿coincide con Navidad? Seguramente sea el más esloveno de todos porque cuenta la leyenda que vive cerca de Triglav.
Sin embargo (será por su origen, no sé) los Reyes Magos no son muy populares por estos lares. A pesar de eso, marcan el fin de las fiestas navideñas con la Epifanía el 6 de enero.
Si alguien me preguntara, siempre diría que las luces de Ljubljana son originales, particulares y agradables. Porque no hay necesidad de llevarse solo una imagen de las luces europeas que encontramos en Graz, ciudad austriaca muy cercana a la frontera; o, a unos kilómetros, en Viena o viajar menos, hasta Máribor, donde coincido con quien escribió alguna vez, las lucecitas son de menor calidad pero iluminan más desperdigadas a montoncitos por la ciudad.


Nota: todas las fotografías fueron tomadas por el grupo que hace Eslovenia con E en diciembre del 2015.

FUENTE:
Voces de Eslovenia con E

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me Gusta

Enviar